Buscar

Parkinson y sueño

Comprender la compleja interacción entre la enfermedad de Parkinson y el sueño es un paso importante para lograr una mejor calidad del sueño para los pacientes de Parkinson.

¿Qué es la enfermedad de parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo que afecta el sistema nervioso y las partes del cuerpo controladas por los nervios. Los síntomas aparecen lentamente. Es más común en adultos mayores y afecta al 10% de los mayores de 80 años1. Aunque la mayoría de los síntomas se pueden controlar médicamente, actualmente no existe una cura conocida2.

Se estima que dos tercios de las personas diagnosticadas con enfermedad de Parkinson tienen dificultades para tener un sueño de calidad3. Los trastornos del sueño en los pacientes de Parkinson contribuyen a los factores de riesgo del deterioro cognitivo4, y se sabe que el propio deterioro cognitivo exacerba los trastornos del sueño. Además, los trastornos del sueño en quienes padecen la enfermedad de Parkinson tienen un impacto negativo en el estado de alerta diurno y en la calidad de vida, no solo del paciente sino también de sus cuidadores.

¿Por qué los pacientes de Parkinson tienen problemas para dormir?

A pesar de tener temblores diurnos, los pacientes de Parkinson no tiemblan mientras duermen6. Sin embargo, tanto la enfermedad de Parkinson como los medicamentos utilizados para tratarla pueden dar lugar a una serie de problemas de sueño que conducen al insomnio y a la somnolencia diurna excesiva.

Los pacientes con síntomas motores pueden tener problemas posturales durante el sueño. Otros pacientes pueden experimentar angustiosas alucinaciones nocturnas cuando intentan conciliar el sueño. Estos pueden ser el resultado de medicamentos o deterioro cognitivo.

A su vez, la somnolencia diurna excesiva (SDE) puede ocurrir como consecuencia de dormir mal por la noche. También puede ser desencadenada por medicamentos. Los pacientes de Parkinson que padecen SDE pueden correr un mayor riesgo de sufrir accidentes y ser incapaces de realizar actividades de forma segura, como conducir un vehículo motorizado.

Dado que el insomnio suele ir de la mano con la ansiedad y la depresión7, puede ser un factor que contribuya a los problemas de sueño en personas con enfermedad de Parkinson. Por esa razón, los médicos a menudo buscan trastornos de salud mental en personas con enfermedad de Parkinson que tienen problemas para dormir.

Relación entre la enfermedad de Parkinson y los trastornos del sueño

Las personas con enfermedad de Parkinson parecen ser más susceptibles a ciertas condiciones del sueño:

Alteraciones del ritmo circadiano8

La reducción de dopamina puede alterar significativamente el ciclo de sueño y vigilia. Esta interrupción del ritmo circadiano puede alterar el horario de sueño, dando lugar al insomnio y la somnolencia diurna.

Trastorno de conducta durante el sueño REM

Es uno de los trastornos del sueño más comunes que se observan en personas con enfermedad de Parkinson y afecta hasta al 50% de los pacientes9. Este trastorno se caracteriza por la ausencia de atonía muscular en la fase REM (“movimiento ocular rápido”, por sus siglas en inglés), aunque los pacientes no se dan cuenta de este comportamiento.

Los movimientos que se producen pueden traducirse en acciones violentas, como dar golpes. A diferencia del sonambulismo, quienes padecen el trastorno de conducta durante el sueño REM suelen recordar sus sueños y describirlos como vívidos. Este trastorno a menudo comienza años antes de que se diagnostique el Parkinson10 y parece ser un factor de riesgo para un deterioro cognitivo más severo.

Apnea obstructiva del sueño (AOS)

Las personas con apnea obstructiva del sueño (AOS) sufren obstrucciones repetidas durante la respiración en el sueño que provocan despertares, a menudo acompañadas de ronquidos. Las personas que padecen la enfermedad de Parkinson a menudo muestran obstrucción de la vía respiratoria superior, enfermedad pulmonar restrictiva y otros factores que contribuyen a una mayor probabilidad de desarrollar11.

Síndrome de piernas inquietas (SPI)

El síndrome de piernas inquietas se caracteriza por una necesidad incontrolable de mover las piernas, especialmente cuando se está en reposo. Este trastorno del sueño afecta entre el 30% y el 80% de las personas con enfermedad de Parkinson y, a menudo, aparece muy temprano en la enfermedad12. Algunas investigaciones proponen que la coexistencia de la enfermedad de Parkinson y el síndrome de piernas inquietas puede estar relacionada con la falta de dopamina en el cuerpo13.

Nicturia

La micción nocturna frecuente, o nicturia, afecta a la gran mayoría de los pacientes de Parkinson hasta cierto punto. Aunque técnicamente no es un trastorno del sueño, la micción nocturna frecuente afecta la calidad del sueño y puede resultar en un sueño fragmentado y menos reparador.

Cómo detectar un Trastorno de Sueño

Contacte con AdSalutem para recibir un diagnóstico rápido y preciso.

Contactar

La relación entre la enfermedad de Parkinson y el sueño

No está claro si la falta de sueño hace que los síntomas parkinsonianos empeoren o si el empeoramiento de los síntomas parkinsonianos provoca la falta de sueño. En muchos casos, es probable que se trate de un caso bidireccional, en el que cada uno exacerba al otro.

El sueño fragmentado y la privación del sueño parecen dejar al cerebro más vulnerable al estrés oxidativo14, que se ha relacionado con el desarrollo de la enfermedad de Parkinson. La enfermedad de Parkinson generalmente no se diagnostica hasta que las personas han desarrollado suficientes síntomas motores, momento en el cual una parte significativa de las células cerebrales ya se han dañado. Si la mala calidad del sueño o tener trastornos del sueño presagia el desarrollo de síntomas parkinsonianos15, estos podrían ser útiles en el diagnóstico precoz de la enfermedad.

Diagnóstico y tratamiento de los problemas del sueño de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es crónica y progresiva, lo que significa que tiende a empeorar con el tiempo. Sin embargo, existen opciones de tratamiento que pueden ayudar a controlar los síntomas y permitir que los pacientes tengan un sueño más reparador.

La forma más sencilla de empezar a dormir mejor con la enfermedad de Parkinson es adoptar hábitos de sueño saludables. Los consejos de higiene del sueño para quienes padecen la enfermedad de Parkinson incluyen:

Cumplir con los horarios regulares para acostarse.
Seguir una rutina constante a la hora de acostarse, con actividades relajantes como escuchar música o leer un libro relajante.
Hacer ejercicio regularmente, preferiblemente temprano en el día.
Obtener una exposición adecuada a la luz, ya sea al aire libre o mediante terapia de luz.
Evitar las siestas largas y las siestas al final del día.
Crear un ambiente fresco, oscuro y cómodo para dormir.
Apagar las pantallas una hora antes de acostarse.
Reducir la ingesta de líquidos antes de acostarse.
Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.
Comer una dieta saludable y evitar las comidas copiosas por la noche.

La luminoterapia16, el ejercicio17 y la estimulación cerebral profunda18 se han utilizado con éxito para mejorar la calidad general del sueño y para tratar afecciones específicas, como el trastorno de conducta durante el sueño REM, en pacientes con enfermedad de Parkinson. La terapia cognitiva conductual para el insomnio (TCC-I) ha demostrado su eficacia para reducir el insomnio en adultos sanos, aunque se necesita más investigación sobre los efectos de la TCC en pacientes con enfermedad de Parkinson.

Los pacientes que sospechan que sus problemas de sueño pueden ser causados por un trastorno del sueño deben consultar con un médico especialista en sueño acerca de las pruebas adecuadas, como un estudio del sueño conocido como polisomnografía. Este es un examen nocturno durante el cual múltiples sensores monitorean las etapas del sueño, los movimientos oculares y otros datos biométricos para identificar posibles trastornos del sueño.

Si se diagnostica un trastorno del sueño, el tratamiento puede ayudar a abordar sus posibles síntomas. Por ejemplo, un paciente con apnea obstructiva del sueño (AOS) puede optar por utilizar una máquina CPAP para estimular la respiración ininterrumpida mientras duerme. Además, existe una gran variedad de medicamentos y somníferos, como la melatonina, que también se utilizan para tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson relacionados con el sueño.

Si sufres de problemas para dormir, debes consultar con tu médico antes de tomar cualquier medicamento de venta libre o recetado, ya que tu médico puede desarrollar un plan de tratamiento especialmente adaptado a tu situación. Esto puede significar cambiar los medicamentos, controlar las dosis, modificar los horarios o eliminar los medicamentos que interfieren con el sueño, los cuales siempre deben ser supervisados por un médico.

¿Tiene problemas de sueño?

Evalúe la calidad de su descanso a través de nuestro formulario de 7 preguntas, y le daremos una respuesta a su finalización. Puede contactar con AdSalutem llamando al 93 839 54 54 o vía mail en el siguiente botón de contacto.

Preguntas frecuentes sobre el Parkinson:

¿Por qué una persona con Parkinson puede dormir mucho?

La somnolencia podría ser un síntoma precoz (o premotor) de la enfermedad de Parkinson, que aparecería antes que los síntomas motores típicos de la enfermedad como consecuencia de la afectación temprana de las estructuras del tronco-encefálico que son importantes para mantener la vigilia.

¿Cómo ayudar a una persona con Parkinson a dormir mejor?

El tratamiento de los síntomas sobre el sueño de la enfermedad de Parkinson siempre debe pasar por un médico especialista en sueño y Parkinson. Aun así, el paciente puede intentar mejorar sus medidas de higiene del sueño, como por ejemplo:

  • Cumplir con los horarios regulares para acostarse.
  • Seguir una rutina constante a la hora de acostarse, con actividades relajantes como escuchar música o leer un libro relajante.
  • Hacer ejercicio regularmente, preferiblemente temprano en el día.
  • Obtener una exposición adecuada a la luz, ya sea al aire libre o mediante terapia de luz.
  • Evitar las siestas largas y las siestas al final del día.
  • Crear un ambiente fresco, oscuro y cómodo para dormir.
  • Apagar las pantallas una hora antes de acostarse.
  • Reducir la ingesta de líquidos antes de acostarse.
  • Evitar la cafeína, el alcohol y el tabaco.
  • Comer una dieta saludable y evitar las comidas copiosas por la noche.

REFERENCIAS

  1. Gonzalez-Usigli, H.A. (2020). Merck Manual Professional Version: Parkinson Disease, Recuperado el 18 de septiembre de 2020, de Leer artículo.
  2. MedlinePlus: National Library of Medicine (US). (2019). Parkinson’s Disease. Recuperado el 18 de septiembre de 2020, de Leer artículo.
  3. Mantovani, S., Smith, S. S., Gordon, R., & O’Sullivan, J. D. (2018). An overview of sleep and circadian dysfunction in Parkinson’s disease. Journal of sleep research, 27(3), e12673. Leer artículo.
  4. Pushpanathan, M. E., Loftus, A. M., Thomas, M. G., Gasson, N., & Bucks, R. S. (2016). The relationship between sleep and cognition in Parkinson’s disease: A meta-analysis. Sleep medicine reviews, 26, 21–32. Leer artículo.
  5. Amara, A. W., Chahine, L. M., & Videnovic, A. (2017). Treatment of Sleep Dysfunction in Parkinson’s Disease. Current treatment options in neurology, 19(7), 26. Leer artículo.
  6. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. (2020). Parkinson’s Disease: Hope Through Research. Recuperado el 18 de septiembre de 2020, de Leer artículo.
  7. Kay, D. B., Tanner, J. J., & Bowers, D. (2018). Sleep disturbances and depression severity in patients with Parkinson’s disease. Brain and behavior, 8(6), e00967. Leer artículo.
  8. Videnovic, A., & Golombek, D. (2013). Circadian and sleep disorders in Parkinson’s disease. Experimental neurology, 243, 45–56. Leer artículo.
  9. Jozwiak, N., Postuma, R. B., Montplaisir, J., Latreille, V., Panisset, M., Chouinard, S., Bourgouin, P. A., & Gagnon, J. F. (2017). REM Sleep Behavior Disorder and Cognitive Impairment in Parkinson’s Disease. Sleep, 40(8), zsx101. Leer artículo.
  10. Bargiotas, P., Schuepbach, M. W., & Bassetti, C. L. (2016). Sleep-wake disturbances in the premotor and early stage of Parkinson’s disease. Current opinion in neurology, 29(6), 763–772. Leer artículo.
  11. Crosta, F., Desideri, G., & Marini, C. (2017). Obstructive sleep apnea syndrome in Parkinson’s disease and other parkinsonisms. Functional neurology, 32(3), 137–141. Leer artículo.
  12. Alonso-Navarro, H., García-Martín, E., Agúndez, J., & Jiménez-Jiménez, F. J. (2019). Association between restless legs syndrome and other movement disorders. Neurology, 92(20), 948–964. Leer artículo.
  13. Verbaan, D., van Rooden, S. M., van Hilten, J. J., & Rijsman, R. M. (2010). Prevalence and clinical profile of restless legs syndrome in Parkinson’s disease. Movement disorders: official journal of the Movement Disorder Society, 25(13), 2142–2147. Leer artículo.
  14. Sohail, S., Yu, L., Schneider, J. A., Bennett, D. A., Buchman, A. S., & Lim, A. (2017). Sleep fragmentation and Parkinson’s disease pathology in older adults without Parkinson’s disease. Movement disorders: official journal of the Movement Disorder Society, 32(12), 1729–1737. Leer artículo.
  15. Lysen, T. S., Darweesh, S., Ikram, M. K., Luik, A. I., & Ikram, M. A. (2019). Sleep and risk of parkinsonism and Parkinson’s disease: a population-based study. Brain: a journal of neurology, 142(7), 2013–2022. Leer artículo.
  16. Fifel, K., & Videnovic, A. (2018). Light Therapy in Parkinson’s Disease: Towards Mechanism-Based Protocols. Trends in neurosciences, 41(5), 252–254. Leer artículo.
  17. Reynolds, G. O., Otto, M. W., Ellis, T. D., & Cronin-Golomb, A. (2016). The Therapeutic Potential of Exercise to Improve Mood, Cognition, and Sleep in Parkinson’s Disease. Movement disorders: official journal of the Movement Disorder Society, 31(1), 23–38. Leer artículo.
  18. Sharma, V. D., Sengupta, S., Chitnis, S., & Amara, A. W. (2018). Deep Brain Stimulation and Sleep-Wake Disturbances in Parkinson Disease: A Review. Frontiers in Neurology, 9, 697. Leer artículo/.

Este texto ha sido adaptado a partir de la información difundida por Sleep Foundation: A OneCare Media Company el 22 de abril de 2022), bajo el título: Parkinson’s Disease and Sleep (Leer artículo).

ANEXOS

Tabla 1. Alteraciones subjetivas y objetivas del sueño en la enfermedad de Parkinson

SUBJETIVAS

  • Insomnio de conciliación
  • Sueño fragmentado
  • Despertar precoz
  • Sueño no reparador
  • Pesadillas
  • Movimientos vigorosos durante el sueño
  • Conductas anormales durante el sueño
  • Rigidez y poca movilidad nocturna
  • Calambres y dolor nocturno
  • Nicturia
  • Somnolencia diurna
  • Ataques de sueño

OBJETIVAS

  • Trastorno del ritmo circadiano
  • Latencia de sueño nocturno alargada
  • Sueño fragmentado
  • Baja eficiencia de sueño nocturno
  • Desestructuración del sueño (pérdida de husos de sueño y complejos K)
  • Trastorno de conducta de sueño REM
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Movimientos periódicos de las piernas durante el sueño
  • Apneas obstructivas durante el sueño
  • Despertares confusos
  • Bradicinesia, temblor y rigidez (off) nocturno
  • Distonía matutina
  • Hipersomnia

Tabla 2. Medidas para una buena higiene de sueño

  • Horario de sueño regulares
  • Sueño nocturno de 7-8 horas de duración
  • Evitar siestas prolongada durante el día (como mucho 15-20 minuto y antes de las 16.00h)
  • Exposición a la luz solar a lo largo del día
  • Ejercicio física diurno regular (a realizar antes de las 20.00h)
  • Limitar consumo de café (no antes de las 16.00h)
  • Evitar cenas copiosas
  • Evitar consumo de alcohol por la noche

 

Tabla 3. Causas y tratamiento de la somnolencia excesiva en la enfermedad de Parkinson

Causa

Tratamiento

Fármacos dopaminérgicos (agonistas dopaminérgicos > levodopa)

Reducir la dosis, suspender o sustituir el fármaco dopaminérgico,

Fármacos sedantes no dopaminérgicos (p.ej neurolépticos, antidepresivos o hipnóticos)

Reducir la dosis o suspender el fármaco sedante

Mala calidad del sueño nocturno por mal control de los síntomas motores o sensitivos

Incrementar el tratamiento dopaminérgico nocturno con fármacos de vida media larga (p.ej rotigotina o ropirinol de liberación prolongada)

Síndrome depresivo

Antidepresivos

Síndrome de apneas obstructivas del sueño

CPAP, si sobrepeso perdida ponderal

Hipersomnia central

Modafinil (100-400 mg/día)

Metilfenidato (10-30 mg/día)

 

Tabla 4. Causas y tratamiento del insomnio y el sueño nocturno alterado en la enfermedad de Parkinson

Causa

Tratamiento

Mal control de los síntomas motores durante la noche (acinesia o rigidez nocturnas, o fluctuaciones)

Incrementar el tratamiento dopaminérgico nocturno con fármacos de vida media larga (p.ej rotigotina o ropirinol de liberación prolongada)

Síntomas sensitivos nocturnos (dolor, periodos “off”, síndrome de piernas inquietas)

Incrementar el tratamiento dopaminérgico nocturno con fármacos de vida media larga (p.ej rotigotina o ropirinol de liberación prolongada)

Presencia de discinesias nocturnas

Reducir el tratamiento dopaminérgico por la noche

Fármacos dopaminergicos y con efecto estimulante (selegilina, amantadina)

Retrasar la toma del fármaco a primera hora de la mañana o reducir o suprimir el fármaco. Reducir la dosis de fármacos dopaminérgicos

Disfunción autonómica (nicturia)

Medidas higiénicas (p.ej reducir la ingesta de líquidos por la noche)

Síndrome ansioso-depresivo

Fármacos antidepresivos y ansiolíticos

insomnio crónico de tipo psicofisiológico

Terapias cognitivo-conductuales con técnicas de relajación.

Síndrome de las piernas inquietas y/o trastorno por movimientos periódicos de las pierna durante el sueño

Incrementar el tratamiento dopaminérgico nocturno

Anadir fármacos no dopaminérgicos eficaces para el síndrome de piernas inquietas (pregabalina, gabapentina)

Si Ferritina < 50 mcg/l, suplementos de hierro vo

Síndrome de apneas obstructivas del sueño

CPAP, perdida de peso

Trastorno del ritmo circadiano (adelanto de fase)

Melatonina, exposición a la luz solar y actividad física por la tarde

Insomnio central

Hipnóticos, sedantes

Tabla 5. Causas y tratamiento de las conductas anormales durante el sueño en la enfermedad de Parkinson

Causa

Tratamiento

Trastorno de conducta durante el sueño REM

Cloncacepam de 0,25-2 mg/noche

Melatonina 4-12 mg/noche

Medidas protectoras (p.ej barandillas, almohada o colchones protectores , retirar mesillas de noche)

Síndrome de apneas obstructivas del sueño

CPAP, perdida de peso

Movimientos periódicos de las piernas durante el sueño

Incrementar el tratamiento dopaminérgico nocturno

Anadir fármacos no dopaminérgicos eficaces para el síndrome de piernas inquietas (pregabalina, gabapentina)

Si Ferritina < 50 mcg/l, suplementos de hierro vo

Despertares confusos

Reducción de los fármacos dopaminérgicos, Retirar hipnóticos (zolpidem o benzodiacepinas)

Añadir neurolépticos atípicos

Tratamiento del posible deterioro cognitivo asociado

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?