AdSalutem Instituto del Sueño

Preguntas frecuentes- FAQs

FAQs relacionadas con las mascarillas

ResMed dispone de un amplio catálogo de mascarillas para adaptarse a su forma de dormir. No dude en consultarnos si tiene dudas sobre qué mascarilla adquirir.

En el manual de usuario se explica con detalle el proceso de limpieza del material. Las siguientes instrucciones son válidas para la mayoría de las mascarillas:

  • A diario:
  1. Desmontar la mascarilla (consulte el manual de usuario si tiene dudas).
  2. Lavar todas las piezas de la mascarilla por separado (excepto el arnés y los brazos acolchados) con jabón suave y en agua templada.
  3. Usar un cepillo para limpiar el orificio de ventilación y las partes giratorias de la mascarilla.
  4. Aclarar bien todas las piezas y dejar secar al aire evitando la luz directa del sol.
  5. Ensamblar de nuevo la mascarilla.
  • Semanalmente:
  1. Lavar a mano el arnés.
  2. Aclarar bien y dejar secar al aire evitando la luz directa del sol.

Si no es posible eliminar la suciedad de una pieza después de haberla limpiado o si se observa deterioro, debe renovar esa pieza.

En el manual de usuario se explica con detalle el proceso de limpieza del material. Las siguientes instrucciones detallan la limpieza del humidificador térmico de ResMed:

  • Semanalmente:
  1. Lave el humidificador y el tubo en agua templada con un detergente suave.
  2. Enjuáguelo bien y déjelo secar al aire evitando la luz directa del sol.
  3. Limpie la parte exterior del equipo con un trapo seco.

La tapa, la placa y la base desmontadas del humidificador se pueden lavar en el lavavajillas utilizando un programa delicado.

En el manual de usuario de la mascarilla encontrará información sobre la renovación y recambios. A continuación, se detallas las situaciones que indican necesidad de renovar la mascarilla o una de sus partes:

  • Si alguna de las piezas muestra signos de deterioro, se debe reemplazar.
  • Si utiliza una mascarilla facial y observa deterioro de la válvula, debe reemplazar el codo. No utilice la mascarilla si la válvula está dañada, ya que no podrá realizar su función de seguridad.
  • Renueve la mascarilla si:
  1. Tiene que ajustar las correas con demasiada frecuencia.
  2. La mascarilla está rígida, en lugar de blanda y elástica.
  3. Tiene sensación de que la terapia está siendo menos efectiva.
  4. La almohadilla queda resbalosa, aunque la limpie.
  5. La almohadilla pierde su claridad y transparencia.
  6. La almohadilla y el armazón muestras signos de desgaste, rigidez, grietas o roturas.

A continuación, le detallamos los motivos de las fugas de la mascarilla y posibles soluciones:

  • Ajuste deficiente. Le recomendamos que vuelva a ajustar la mascarilla siguiendo las instrucciones que encontrará en el manual de usuario de la mascarilla. Asegúrese de ajustar la mascarilla en la posición en la que duerme habitualmente, ya que los músculos de la cara cambian cuando estamos acostados y se relajar al dormir.
  • Montaje incorrecto. Consulte el manual de usuario de la mascarilla para obtener información sobre el montaje (Manuales de usuario para sus productos ResMed).
  • Talla de mascarilla incorrecta. Consulte la guía de tallas para obtener instrucciones sobre el tamaño adecuado (insertar link a guía de tallas).
  • Tipo de mascarilla incorrecto. Si su mascarilla es de la talla correcta y está bien ajustada, pero persiste con fugas, es posible que necesite otro tipo de mascarilla No dude en consultarnos si cree que este es su caso.
  • Necesita reemplazo. Si alguna de las piezas de su mascarilla muestra signos de deterioro, debe renovarla.
  • Limpieza. La suciedad, la grasa de la piel y los residuos del ambiente pueden acumularse en la mascarilla si no se eliminan a diario, comprometiendo el sellado y la eficiencia. Consulte el manual de usuario para obtener recomendaciones de limpieza y mantenimiento de su mascarilla.

Si su mascarilla hace mucho ruido por la noche, puede ser que no esté sellando debidamente. Asegúrese de que la mascarilla esté ajustada adecuadamente, montada de manera correcta, limpia y en buenas condiciones. Asegúrese de ajustar la mascarilla en la posición en la que duerme habitualmente, ya que los músculos de la cara cambian cuando estamos acostados y se relajar al dormir. Si persiste con problemas, puede ser necesario un cambio de talla o de modelo de mascarilla. No dude en consultarnos si cree que este es su caso. A continuación, encontrará las plantillas para la selección de talla de cada modelo de mascarilla:

Si se le irritan los ojos, es posible que se deba a una fuga de la mascarilla. Este es un problema habitual si la mascarilla no sella bien o no se ajusta correctamente. Consulte el apartado “¿Por qué se me escapa aire de la mascarilla?” para conocer los motivos más habituales de fuga y posibles soluciones.

Estos problemas suelen estar causados por un ajuste excesivo de la mascarilla para evitar fugas. Si necesita ajustarse mucho la mascarilla para obtener un correcto sellado, el tamaño de la almohadilla o el tipo de mascarilla puede ser incorrecto. No dude en consultarnos si cree que este es su caso. A continuación, encontrará las plantillas para la selección de talla de cada modelo de mascarilla:

Si persiste con dolor en el puente de la nariz, le recomendamos el uso de la almohadilla nasal Gecko. Ésta es una banda suave y cómoda que se coloca sobre el puente de la nariz y ayuda a reducir la irritación de la piel y las marcas faciales, minimiza las fugas de la mascarilla y mejora la comodidad de ésta.

Si se quita la mascarilla mientras duerme, puede deberse a problemas de congestión nasal. No dude en consultarnos si cree que este es su caso, ya que un cambio a mascarilla facial y/o un humidificador podrían ofrecerle un mejor tratamiento.

Las mascarillas ResMed son de silicona y las reacciones alérgicas a la silicona son extremadamente raras. Si usted sufre de irritación de la piel, podría ser porque:

  • La mascarilla está demasiado apretada o floja. Consulte el manual de usuario de la mascarilla para obtener instrucciones sobre el ajuste. Renueve el arnés si observa signos de desgaste.
  • La talla de la mascarilla no es la correcta. Un tipo diferente de mascarilla podría proporcionarle un mejor ajuste.
  • La mascarilla está vieja y gastada. Reemplace la mascarilla o las piezas afectadas.
  • La mascarilla está sucia. La silicona puede absorber impurezas (grasa, sudor, suciedad, cremas para la piel) e irritar la piel a causa del contacto prolongado con estas impurezas. Recuerde limpiar su mascarilla diariamente de acuerdo con las instrucciones del manual de usuario. También le recomendamos lavarse la cara antes de acostarse para eliminar el exceso de grasa facial y evitar el uso de cremas en aquellas zonas que están en contacto con la mascarilla.

El aire frío y seco durante la terapia pueden causar irritación de nariz y estornudos en algunas personas, que suele desaparecer en unos días.

Si persiste la irritación nasal, un humidificador térmico podría ayudarle, y también un tubo térmico o una funda para el tubo. No dude en consultarnos si cree que este es su caso.

Si sufre de sequedad bucal o de garganta, un humidificador térmico y/o un cambio a mascarilla facial podría ayudarle. No dude en consultarnos si cree que este es su caso.

Podrá encontrar los manuales de usuario y documentos técnicos en el siguiente enlace: Manuales de usuario para sus productos ResMed.

FAQs relacionadas con la terapia CPAP

La mayoría de las personas se acostumbran a la terapia CPAP en una o dos semanas. Puede necesitar más tiempo si, por ejemplo, usted es más sensible a la mascarilla. De todos modos, es importante continuar con la terapia incluso si al principio se siente incómodo/a.

Debería notar una mejora inmediata al empezar la terapia, aunque algunas personas necesitan algo más de tiempo.

Debe utilizar su CPAP cada noche, mientras duerme. Si no lo hace, volverá al nivel anterior de ronquidos, apnea del sueño y excesiva somnolencia diurna.

Si utiliza CPAP de presión fija o terapia bi-nivel, la presión se mantendrá al nivel fijado según los requisitos determinados por su médico. En algunas ocasiones es necesario realizar un ajuste en el nivel de presión si, por ejemplo, ha ganado o perdido peso. Si usted encuentra dificultades para tolerar esta presión, probablemente será necesario reducirla ligeramente durante un tiempo al principio de la terapia a discreción de su médico o especialista en sueño.

Si utiliza un equipo autoajustable (APAP, ASV), los niveles de presión se ajustarán automáticamente para adaptarlos continuamente según las necesidades de cada momento.

En el manual de usuario se explica con detalle el proceso de limpieza del material. Las siguientes instrucciones detallan la limpieza del humidificador térmico de ResMed, HumidAir:

  • Semanalmente:
  1. Lave el humidificador y el tubo con agua templada y un detergente suave.
  2. Enjuáguelo bien y déjelo secar al aire evitando la luz directa del sol.
  3. Limpie la parte exterior del equipo con un trapo seco.

La tapa, la placa y la base desmontadas del humidificador se pueden lavar en el lavavajillas utilizando un programa delicado.

Puede encontrar que su nivel de energía incrementa y se siente más motivado/a para participar en actividades que su anterior estado de somnolencia no le permitía. De todos modos, perder peso precisa de cambios en su estilo de vida, que incluyen la dieta y el ejercicio físico.

El aire frío y seco durante la terapia pueden causar irritación de nariz y estornudos en algunas personas, que suele desaparecer en unos días.

Si persiste la irritación nasal, un humidificador térmico podría ayudarle, y también un tubo térmico o una funda para el tubo. No dude en consultarnos si cree que este es su caso.

Si sufre una infección del tracto respiratorio superior, del oído medio o de los senos nasales, usted debería consultar su médico antes de continuar la terapia. Puede ser que le aconsejen discontinuar la terapia hasta que haya desaparecido la infección. Si continúa con la terapia durante la infección, limpie la mascarilla y el tubo con mayor frecuencia. Utilizar una mascarilla facial puede ser una buena alternativa durante este tiempo, ya que cubre nariz y boca de modo que recibe una terapia efectiva.

Sí, debería llevarlo. Su recuperación puede ser más larga si para su terapia, y usted puede experimentar un retroceso en sus síntomas de apnea del sueño. Si le realizan una cirugía, es importante que explique al cirujano y al anestesista que está en tratamiento de apnea del sueño. También deberá informar al médico que le trata la apnea del sueño de que será hospitalizado/a.

Expulsar el aire cuando respiramos contra un flujo de aire se producirá automáticamente y de forma natural mientras se duerme. Pero algunos pacientes, al principio, necesitan un tiempo para acostumbrarse a expirar contra la presión de aire mientras están despiertos. Realizar sesiones de práctica durante el día mientras uno se relaja o escuchando música puede ayudar a superar esta sensación.

Si la dificultad persiste, hable con su médico o con su proveedor del equipo sobre qué ajustes se podrían realizar para mejorar su tratamiento.

Todos los equipos ResMed tienen un sistema de potencia que se ajusta automáticamente a las tensiones eléctricas de las diferentes partes del mundo.

  • Todos los equipos funcionan con 100-240V, 50-60Hz, sin necesidad de realizar ningún ajuste especial.
  • Recuerde que necesitará del adaptador de enchufe para cada país que visite.
  • Contacte con su compañía aérea previamente a la salida de su vuelo en caso de que precise alguna documentación especial para viajar.

Disponemos de baterías externas, como la ResMed Power Station II para proporcionarle potencial adicional cuando no hay conexiones eléctricas disponibles.

La apnea del sueño es una patología crónica para la que actualmente no hay una cura conocida. No obstante, la buena noticia es que la terapia CPAP controlará efectivamente su apnea del sueño, siempre y cuando la utilice regularmente.

Puede seguir su progreso a través de myAir, un programa web gratuito de soporte online. Una vez registrado en myAir, usted recibirá soporte personalizado para ayudarle a conseguir lo mejor de la terapia. Podrá, además, acceder a sus datos de la noche para ver cómo está funcionando su terapia día a día. Dispondrá también de un entrenamiento personalizado, consejos prácticos y retos para mantenerle motivado y cómodo.

Podrá encontrar los manuales de usuario y documentos técnicos en el siguiente enlace: Manuales de usuario para sus productos ResMed.

FAQs relacionadas con las mascarillas

ResMed dispone de un amplio catálogo de mascarillas para adaptarse a su forma de dormir. No dude en consultarnos si tiene dudas sobre qué mascarilla adquirir.

En el manual de usuario se explica con detalle el proceso de limpieza del material. Las siguientes instrucciones son válidas para la mayoría de las mascarillas:

  • A diario:
  1. Desmontar la mascarilla (consulte el manual de usuario si tiene dudas).
  2. Lavar todas las piezas de la mascarilla por separado (excepto el arnés y los brazos acolchados) con jabón suave y en agua templada.
  3. Usar un cepillo para limpiar el orificio de ventilación y las partes giratorias de la mascarilla.
  4. Aclarar bien todas las piezas y dejar secar al aire evitando la luz directa del sol.
  5. Ensamblar de nuevo la mascarilla.
  • Semanalmente:
  1. Lavar a mano el arnés.
  2. Aclarar bien y dejar secar al aire evitando la luz directa del sol.

Si no es posible eliminar la suciedad de una pieza después de haberla limpiado o si se observa deterioro, debe renovar esa pieza.

En el manual de usuario se explica con detalle el proceso de limpieza del material. Las siguientes instrucciones detallan la limpieza del humidificador térmico de ResMed:

  • Semanalmente:
  1. Lave el humidificador y el tubo en agua templada con un detergente suave.
  2. Enjuáguelo bien y déjelo secar al aire evitando la luz directa del sol.
  3. Limpie la parte exterior del equipo con un trapo seco.

La tapa, la placa y la base desmontadas del humidificador se pueden lavar en el lavavajillas utilizando un programa delicado.

En el manual de usuario de la mascarilla encontrará información sobre la renovación y recambios. A continuación, se detallas las situaciones que indican necesidad de renovar la mascarilla o una de sus partes:

  • Si alguna de las piezas muestra signos de deterioro, se debe reemplazar.
  • Si utiliza una mascarilla facial y observa deterioro de la válvula, debe reemplazar el codo. No utilice la mascarilla si la válvula está dañada, ya que no podrá realizar su función de seguridad.
  • Renueve la mascarilla si:
  1. Tiene que ajustar las correas con demasiada frecuencia.
  2. La mascarilla está rígida, en lugar de blanda y elástica.
  3. Tiene sensación de que la terapia está siendo menos efectiva.
  4. La almohadilla queda resbalosa, aunque la limpie.
  5. La almohadilla pierde su claridad y transparencia.
  6. La almohadilla y el armazón muestras signos de desgaste, rigidez, grietas o roturas.

A continuación, le detallamos los motivos de las fugas de la mascarilla y posibles soluciones:

  • Ajuste deficiente. Le recomendamos que vuelva a ajustar la mascarilla siguiendo las instrucciones que encontrará en el manual de usuario de la mascarilla. Asegúrese de ajustar la mascarilla en la posición en la que duerme habitualmente, ya que los músculos de la cara cambian cuando estamos acostados y se relajar al dormir.
  • Montaje incorrecto. Consulte el manual de usuario de la mascarilla para obtener información sobre el montaje (Manuales de usuario para sus productos ResMed).
  • Talla de mascarilla incorrecta. Consulte la guía de tallas para obtener instrucciones sobre el tamaño adecuado (insertar link a guía de tallas).
  • Tipo de mascarilla incorrecto. Si su mascarilla es de la talla correcta y está bien ajustada, pero persiste con fugas, es posible que necesite otro tipo de mascarilla No dude en consultarnos si cree que este es su caso.
  • Necesita reemplazo. Si alguna de las piezas de su mascarilla muestra signos de deterioro, debe renovarla.
  • Limpieza. La suciedad, la grasa de la piel y los residuos del ambiente pueden acumularse en la mascarilla si no se eliminan a diario, comprometiendo el sellado y la eficiencia. Consulte el manual de usuario para obtener recomendaciones de limpieza y mantenimiento de su mascarilla.

Si su mascarilla hace mucho ruido por la noche, puede ser que no esté sellando debidamente. Asegúrese de que la mascarilla esté ajustada adecuadamente, montada de manera correcta, limpia y en buenas condiciones. Asegúrese de ajustar la mascarilla en la posición en la que duerme habitualmente, ya que los músculos de la cara cambian cuando estamos acostados y se relajar al dormir. Si persiste con problemas, puede ser necesario un cambio de talla o de modelo de mascarilla. No dude en consultarnos si cree que este es su caso. A continuación, encontrará las plantillas para la selección de talla de cada modelo de mascarilla:

Si se le irritan los ojos, es posible que se deba a una fuga de la mascarilla. Este es un problema habitual si la mascarilla no sella bien o no se ajusta correctamente. Consulte el apartado “¿Por qué se me escapa aire de la mascarilla?” para conocer los motivos más habituales de fuga y posibles soluciones.

Estos problemas suelen estar causados por un ajuste excesivo de la mascarilla para evitar fugas. Si necesita ajustarse mucho la mascarilla para obtener un correcto sellado, el tamaño de la almohadilla o el tipo de mascarilla puede ser incorrecto. No dude en consultarnos si cree que este es su caso. A continuación, encontrará las plantillas para la selección de talla de cada modelo de mascarilla:

Si persiste con dolor en el puente de la nariz, le recomendamos el uso de la almohadilla nasal Gecko. Ésta es una banda suave y cómoda que se coloca sobre el puente de la nariz y ayuda a reducir la irritación de la piel y las marcas faciales, minimiza las fugas de la mascarilla y mejora la comodidad de ésta.

Si se quita la mascarilla mientras duerme, puede deberse a problemas de congestión nasal. No dude en consultarnos si cree que este es su caso, ya que un cambio a mascarilla facial y/o un humidificador podrían ofrecerle un mejor tratamiento.

Las mascarillas ResMed son de silicona y las reacciones alérgicas a la silicona son extremadamente raras. Si usted sufre de irritación de la piel, podría ser porque:

  • La mascarilla está demasiado apretada o floja. Consulte el manual de usuario de la mascarilla para obtener instrucciones sobre el ajuste. Renueve el arnés si observa signos de desgaste.
  • La talla de la mascarilla no es la correcta. Un tipo diferente de mascarilla podría proporcionarle un mejor ajuste.
  • La mascarilla está vieja y gastada. Reemplace la mascarilla o las piezas afectadas.
  • La mascarilla está sucia. La silicona puede absorber impurezas (grasa, sudor, suciedad, cremas para la piel) e irritar la piel a causa del contacto prolongado con estas impurezas. Recuerde limpiar su mascarilla diariamente de acuerdo con las instrucciones del manual de usuario. También le recomendamos lavarse la cara antes de acostarse para eliminar el exceso de grasa facial y evitar el uso de cremas en aquellas zonas que están en contacto con la mascarilla.

El aire frío y seco durante la terapia pueden causar irritación de nariz y estornudos en algunas personas, que suele desaparecer en unos días.

Si persiste la irritación nasal, un humidificador térmico podría ayudarle, y también un tubo térmico o una funda para el tubo. No dude en consultarnos si cree que este es su caso.

Si sufre de sequedad bucal o de garganta, un humidificador térmico y/o un cambio a mascarilla facial podría ayudarle. No dude en consultarnos si cree que este es su caso.

Podrá encontrar los manuales de usuario y documentos técnicos en el siguiente enlace: Manuales de usuario para sus productos ResMed.

FAQs relacionadas con la terapia CPAP

La mayoría de las personas se acostumbran a la terapia CPAP en una o dos semanas. Puede necesitar más tiempo si, por ejemplo, usted es más sensible a la mascarilla. De todos modos, es importante continuar con la terapia incluso si al principio se siente incómodo/a.

Debería notar una mejora inmediata al empezar la terapia, aunque algunas personas necesitan algo más de tiempo.

Debe utilizar su CPAP cada noche, mientras duerme. Si no lo hace, volverá al nivel anterior de ronquidos, apnea del sueño y excesiva somnolencia diurna.

Si utiliza CPAP de presión fija o terapia bi-nivel, la presión se mantendrá al nivel fijado según los requisitos determinados por su médico. En algunas ocasiones es necesario realizar un ajuste en el nivel de presión si, por ejemplo, ha ganado o perdido peso. Si usted encuentra dificultades para tolerar esta presión, probablemente será necesario reducirla ligeramente durante un tiempo al principio de la terapia a discreción de su médico o especialista en sueño.

Si utiliza un equipo autoajustable (APAP, ASV), los niveles de presión se ajustarán automáticamente para adaptarlos continuamente según las necesidades de cada momento.

En el manual de usuario se explica con detalle el proceso de limpieza del material. Las siguientes instrucciones detallan la limpieza del humidificador térmico de ResMed, HumidAir:

  • Semanalmente:
  1. Lave el humidificador y el tubo con agua templada y un detergente suave.
  2. Enjuáguelo bien y déjelo secar al aire evitando la luz directa del sol.
  3. Limpie la parte exterior del equipo con un trapo seco.

La tapa, la placa y la base desmontadas del humidificador se pueden lavar en el lavavajillas utilizando un programa delicado.

Puede encontrar que su nivel de energía incrementa y se siente más motivado/a para participar en actividades que su anterior estado de somnolencia no le permitía. De todos modos, perder peso precisa de cambios en su estilo de vida, que incluyen la dieta y el ejercicio físico.

El aire frío y seco durante la terapia pueden causar irritación de nariz y estornudos en algunas personas, que suele desaparecer en unos días.

Si persiste la irritación nasal, un humidificador térmico podría ayudarle, y también un tubo térmico o una funda para el tubo. No dude en consultarnos si cree que este es su caso.

Si sufre una infección del tracto respiratorio superior, del oído medio o de los senos nasales, usted debería consultar su médico antes de continuar la terapia. Puede ser que le aconsejen discontinuar la terapia hasta que haya desaparecido la infección. Si continúa con la terapia durante la infección, limpie la mascarilla y el tubo con mayor frecuencia. Utilizar una mascarilla facial puede ser una buena alternativa durante este tiempo, ya que cubre nariz y boca de modo que recibe una terapia efectiva.

Sí, debería llevarlo. Su recuperación puede ser más larga si para su terapia, y usted puede experimentar un retroceso en sus síntomas de apnea del sueño. Si le realizan una cirugía, es importante que explique al cirujano y al anestesista que está en tratamiento de apnea del sueño. También deberá informar al médico que le trata la apnea del sueño de que será hospitalizado/a.

Expulsar el aire cuando respiramos contra un flujo de aire se producirá automáticamente y de forma natural mientras se duerme. Pero algunos pacientes, al principio, necesitan un tiempo para acostumbrarse a expirar contra la presión de aire mientras están despiertos. Realizar sesiones de práctica durante el día mientras uno se relaja o escuchando música puede ayudar a superar esta sensación.

Si la dificultad persiste, hable con su médico o con su proveedor del equipo sobre qué ajustes se podrían realizar para mejorar su tratamiento.

Todos los equipos ResMed tienen un sistema de potencia que se ajusta automáticamente a las tensiones eléctricas de las diferentes partes del mundo.

  • Todos los equipos funcionan con 100-240V, 50-60Hz, sin necesidad de realizar ningún ajuste especial.
  • Recuerde que necesitará del adaptador de enchufe para cada país que visite.
  • Contacte con su compañía aérea previamente a la salida de su vuelo en caso de que precise alguna documentación especial para viajar.

Disponemos de baterías externas, como la ResMed Power Station II para proporcionarle potencial adicional cuando no hay conexiones eléctricas disponibles.

La apnea del sueño es una patología crónica para la que actualmente no hay una cura conocida. No obstante, la buena noticia es que la terapia CPAP controlará efectivamente su apnea del sueño, siempre y cuando la utilice regularmente.

Puede seguir su progreso a través de myAir, un programa web gratuito de soporte online. Una vez registrado en myAir, usted recibirá soporte personalizado para ayudarle a conseguir lo mejor de la terapia. Podrá, además, acceder a sus datos de la noche para ver cómo está funcionando su terapia día a día. Dispondrá también de un entrenamiento personalizado, consejos prácticos y retos para mantenerle motivado y cómodo.

Podrá encontrar los manuales de usuario y documentos técnicos en el siguiente enlace: Manuales de usuario para sus productos ResMed.

Abrir chat
1
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?